La leche de almendras es uno de los mejores alimentos para perder peso.Además, no tiene lactosa y es rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio. Por su bajo contenido de colesterol, su delicioso sabor a frutos secos y alto contenido de vitaminas, es el sustituto ideal de la leche de vaca e, incluso, posee menos calorías que la leche de soya.

Las propiedades de la leche de almendras

Una de las características principales de la leche de almendras es que no posee gluten, lactosa, ni colesterol. Sin embargo, tiene la misma consistencia que la leche de vaca, por lo que se puede utilizar de la misma forma.

 

Junto a esto, tiene un alto contenido de vitamina E, el cual es un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer y a retrasar los procesos de envejecimiento. También, provee de vitaminas D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

Comparte algunas propiedades con la leche de soya, pero tiene un contenido calórico aún más bajo. En comparación: una taza de leche de vaca entera tiene 140 calorías, una de leche de arroz 120 calorías, la leche de soya 80 calorías y la leche de almendras 40 calorías. Si no se le agrega azúcar a la leche de almendras el contenido calórico es de 30 por taza.

Finalmente, tiene un alto nivel de fibra natural soluble e insoluble. De esta manera, protege la pared del intestino favoreciendo al colon, ayuda a regular la absorción de los azúcares y controla los niveles de colesterol.

Por otra parte, es recomendable revisar la etiqueta, ya que entre marcas de esta bebida el contenido nutritivo puede variar dependiendo de cada una. No obstante, la leche de almendras es el sustituto de la leche de vaca más nutritivo y completo que hay en la actualidad.